En la sociedad en la que vivimos actualmente es de vital importancia el dominio de habilidades como la lectura y la escritura para nuestro desarrollo personal y profesional.

Nuestra tarea como docentes, o simplemente como adultos, es dar a conocer el gran número de ventajas que tiene la lectura y las consecuencias positivas para los lectores. Es fundamental un buen desarrollo de la habilidad lectora a la hora de obtener buenos resultados académicos, ya que para cualquier materia es necesario descodificar la información que manejamos.

Los provechos de la lectura son muchos y diversos, atendiendo a la edad. Para los adolescentes, los principales beneficios son el perfeccionamiento de la ortografía y el vocabulario; mejora los valores humanos; desarrolla la capacidad de pensar y expresarse; expande los horizontes de las personas y desarrolla la capacidad y el pensamiento crítico.

En los adolescentes, lo complicado es despertar el gusto por la lectura. El hábito se suele adquirir en casa, no en la escuela, siendo una consecuencia de la voluntad de leer que, además, se ve reforzada si se hace una lectura en familia (imito lo que veo en mi casa. Recordad la famosa campaña: “Tú lees, ellos leen”). Pero, al llegar a la adolescencia, muchos chicos y chicas suelen perder el hábito lector. ¿Por qué ocurre esto? Seguramente porque tienen otros intereses como usar las redes sociales o videojuegos y, el tiempo disponible que no está dedicado al estudio, prefieren invertirlo en otras actividades. Una  encuesta realizada a través de internet reflejaba que un 39% no leía nada, y de estos, un 42% debido a la falta de interés. ¿No os ha pasado que veis cada vez menos gente leyendo en los transportes públicos? ¿Qué ha sustituido a los libros? En casi todos los casos, la tecnología.

Una posible solución para incentivar el hábito lector sería hacerlo más atractivo para los alumnos. Nuestros adolescentes son ahora conocidos como “nativos digitales”, por lo que sería interesante relacionar la lectura con las TIC, de manera que esta unión les seduzca. Están en auge los Booktubers, personas aficionadas a la lectura que crean un canal de Youtube en el que hacen reseñas o críticas sobre obras, más o menos actuales. Se han convertido en un fenómeno en la red y suman seguidores cada día.

En el Colegio Europeo Almazán fomentamos la lectura de diversas maneras. El año pasado, los alumnos de Bachillerato hicieron una campaña de concienciación y bajaron a hablar a alumnos de Primaria sobre cómo les podía cambiar la vida un libro, con el consabido “no hay mejor nave que un libro”, ya que todos los que leemos somos conscientes de que es un modo estupendo y barato de viajar. Hacemos otras actividades como recomendar libros entre cursos, o nuestro propio Reto Lector.

Una sociedad lectora no se construye solo con el entusiasmo de unos pocos. Son imprescindibles bibliotecas públicas y escolares de calidad, buenos profesionales que las atiendan, y favorecer la lectura activa desde casa y continuarla en el colegio.

Y recordad: Cada libro tiene su público. No os sintáis obligados a terminar cada uno que empecéis, ya que hay muchos esperando por vosotros.