Durante la semana del 6 al 10 de Noviembre, hemos celebrado la Semana Saludable en Educación Infantil. Hemos estado realizando diferentes actividades en las que los niños y niñas conocían la importancia de una buena alimentación, higiene y descanso para mantenernos sanos y ponernos fuertes.

Con Mai hicieron experimentos, comprobando cómo se extienden las bacterias cuando tosemos o estornudamos; dibujando bacterias a partir de gotas de pintura, soplando con pajitas, etc.

Tuvimos visitas muy especiales, ¡un pirata vino al cole! Contó a los niños y niñas cómo cambió su forma de comer para conseguir ponerse fuerte y poder escalar montañas y tener fuerza para cavar en busca del cofre del tesoro. Estuvieron jugando con él reconociendo imágenes de comida saludable y comidas que sólo debemos tomar de forma esporádica. Y al final de la sesión nos regaló un cofre del tesoro a cada uno, donde podemos traer el desayuno al cole, pero sólo desayunos saludables, porque las chuches y lo que no es sano, cuando cierras el cofre desaparece.

También vino una dentista, que nos enseñó lo importante que es el cuidado de nuestra boca y nuestros diente. Traía una boca gigante, con su cepillo de dientes y nos enseñó la forma correcta de lavar nuestros dientes. ¡Y también ella nos dio varios regalos! Un ratoncito para meter los dientes que se nos caigan y que el Ratón Pérez lo encuentre rápido, y una mascarilla y un guante para convertirnos en dentistas.

Como colofón, el viernes hicimos un Desayuno Saludable, los más pequeños en clase y los niños y niñas de segundo ciclo en el comedor de infantil. Elaboraron sus propios vasos con capas de yogur, frutas, cereales, de nuevo yogur, etc. Probaron frutas que no habían conocido hasta ahora como caquis y arándanos, y cereales como la avena. También había frutas que ya conocíamos todos, fresas, uvas, melocotón, piña, kiwi, y cereales como arroz inflado y copos de maíz. Fue todo un éxito, que disfrutaron mucho, incluso más de uno repitió.

Por la tarde, las profes representaron el cuento de “La princesa y los guisantes” una versión moderna de La princesa y el guisante, con la que los niños y niñas se rieron mucho y aprendieron que hay que probar los alimentos que no conocemos.